Archivo para 18 febrero 2011

Exiguo tiempo

La felicidad existe, meditando, he llegado al punto de poder afirmar que la felicidad realmente existe. Claro que sus propiedades efímeras hacen que pueda afirmarlo. Trabajas, buscas, te cuestionas, accionas y sin darte cuenta te encuentras envuelto en la felicidad; en tu felicidad. Por un instante lo piensas y tu mente se va, navega por todos los recuerdos frescos, desgastados, incoherentes, absurdos; una ráfaga de pensamientos invaden tu cerebro, luchando entre si por unirse y ser parte formante; se sobreponen unos a otros tratando de ganar prioridad y proximidad para engrandecerse y poder ser el eslabón clave. El aglomerado no deja de girar y girar jugueteando entre ellos, la cantidad te sorprende pero en tu rostro se dibuja una sonrisa y tu cara se ilumina cuando cada cuadro guardado se va acoplando, cumpliendo con la parte que le corresponde a cada uno y asumiendo su ser, permitiendo dar origen al momento, al instante clímax, a ese absoluto y justamente en ese preciso tiempo en el que llevas menos de un segundo consiente de tu felicidad; se esfuma. Tu felicidad se ha ido. Porque al saberlo te concientizas de tu absoluto y dejas de percibirlo tal cual, porque has sido consiente de comprender que hay más, y las dudas se reintegran a los cuadros revolviendo; ocultando aquel efímero instante de felicidad.

Anuncios